martes, 1 de octubre de 2019


Un partido de fútbol ganado a la discriminación:

Boca golea a River en histórico superclásico femenino

por Daniel Merolla

(publicado en internet por AFP)

Un día histórico vivió el fútbol femenino de Argentina con una goleada de Boca a River por 5-0 en el superclásico del primer campeonato semiprofesional de mujeres, fruto de una larga batalla de las jugadoras por entrar al mundo rentado.
Por la primera fecha del certamen y en el mítico estadio La Bombonera, ante unos 4.000 hinchas xeneizes, marcó tres goles Fanny Rodríguez, uno Fabiana Vallejos de penal y otro Florencia Quiñones de cabeza.
La cantidad de espectadores también fue excepcional pues no se recuerda tanta gente para ver un partido del torneo local y menos aún que se juegue en el legendario coliseo de los hombres.
"Este es el día soñado. Boca es lo más grande que hay", declaró Rodríguez, quien en la temporada pasada jugó para los millonarios pero siempre fue simpatizante de la azul y oro.
El primer torneo femenino de fútbol argentino se jugó en 1991, pero nunca había podido salir de la órbita amateur. Por primera vez recibió este año respaldo económico de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) a los clubes.
"No pensábamos que podíamos tener tanta diferencia, pero el resultado fue justo. El campeonato va a ser duro, hay buenos equipos", dijo Quiñones, mientras a su alrededor se desataba una fiesta en celebración de la victoria con música de cumbia emitida desde los altavoces y las banderas agitadas en las tribunas.
Los dos colosos del fútbol argentino se reparten la hegemonía de los títulos en la era aficionada, aunque cuatro de los últimos seis los ganó la ascendente UAI Urquiza.
El fútbol de mujeres tuvo un año explosivo, con la mejor actuación de la historia de Argentina en mundiales al competir en Francia-2019.
La albiceleste fue eliminada en primera ronda, pero disfrutó las mieles de una emotiva remontada cuando sufría un revés parcial de 3-0 contra Escocia, al que le empató sobre la hora 3-3.
Lucha contra el sexismo -
A las boquenses les dicen Las Gladiadoras y cuentan con un total de 21 contratos profesionales, sobre un mínimo de 8 fijado por la AFA. Las riverplatenses lograron 15 contratos profesionales. En todas las escuadras se combinan rentadas con amateurs.
La conquista del tan reclamado campeonato semiprofesional tiene una artífice que fue la exjugadora de UIA Urquiza Macarena Sánchez, quien ahora milita en San Lorenzo, club pionero en la firma de contratos.
"Desde siempre, desde chiquita supe que quería vivir de esto", declaró este año Sánchez, despedida del plantel de UAI Urquiza por insistir con sus demandas. El flamante certamen lleva el sello de sus ideales.
Sánchez inició un juicio contra el sexismo y la desigualdad en el deporte, hasta que se creó el nuevo campeonato.


Argentina hunde en la pobreza a las clases medias y bajas

por Daniel Merolla

(publicado en internet por AFP)


La pobreza en Argentina aumentó de 32,0% a 35,4% en el primer semestre del año, a menos de un mes de las elecciones en las que el liberal Mauricio Macri busca su reelección.
"Se encuentran por debajo de la línea de pobreza 10.015.728 personas", más de un tercio de las que viven en los 31 grandes centros urbanos del país, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
Centros de investigación calculan que 16 de los 45 millones de argentinos están en la pobreza.
En un acto de campaña para los comicios del 27 de octubre, Macri había anticipado horas antes que el guarismo oficial "lamentablemente va a reflejar la situación que estamos viviendo y aunque duela, hay que mirarlo de frente".
El peor indicador histórico fue posterior a la crisis de 2001, cuando el Indec midió una pobreza de más de 55%, tras la caída del régimen de tipo de cambio fijo y privatizaciones. Desde aquellos tiempos, el índice -que según las autoridades engloba a la población que no puede comprar alimentos u otros productos y servicios básicos como ropa y transporte-, bajó hasta ubicarse en 26% en 2013.
"La devaluación [de 20% desde agosto], ocurrida luego de esta medición del Indec, ya va a empezar a impactar y, sobre todo, en los siguientes tres meses, lo que generará otra suba de la pobreza", dijo a la prensa este lunes el sociólogo Daniel Schteingart, de la privada Universidad Metropolitana.
El índice de indigencia, que mide dentro de la pobreza a quienes no pueden satisfacer sus necesidades mínimas de ningún tipo, aumentó de 6,7% a 7,7% en igual período, entre el segundo semestre de 2018 y el primero de 2019.

En el segundo año de Macri en el poder, en 2017, la pobreza se situaba en 25,7% y desde entonces no cesó de crecer, con una recesión que se arrastra desde el año pasado cuando la economía cayó 2,5% y el desempleo subió hasta el 10,6%.

Macri había prometido "una pobreza cero" durante la campaña electoral de 2015 que lo llevó a la Casa Rosada, la sede de la presidencia.

Para seguir gobernando por cuatro años más, ahora debe remontar un duro revés sufrido en las primarias del 11 de agosto, cuando el peronista Alberto Fernández, convertido en favorito, lo aventajó por más de 16 puntos.



- Efectos de la inflación -



En el Gran Buenos Aires, (la periferia de la capital), la zona más poblada, la pobreza supera el 34,8%, según el Indec. Argentina tiene 45 millones de habitantes, pero el Indec sólo mide los 31 mayores aglomerados urbanos.

"La inflación está desgastando la capacidad adquisitiva de los sectores mas pobres y de las clases medias bajas", dijo el lunes Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la universidad privada UCA, en declaraciones radiales.

Macri ha dicho que Argentina tiene "potencial agrícola productivo para alimentar a 400 millones de personas". 

Sin embargo, Fernández sostiene que el gobierno "va a terminar su mandato con un 40% de pobres" y una inflación de 55% anual, de acuerdo a cálculos del Banco Central.

"Para compensar la pérdida de poder adquisitivo, muchos hogares buscaron ingresos complementarios", dijo este lunes en un informe la consultora Elypsis.

Frente a la presión de las movilizaciones de las organizaciones sociales de pobres y desocupados, el Congreso acaba de aprobar en forma casi unánime un proyecto de ley de emergencia alimentaria.

La ley contempla un aumento de 50% en las partidas de ayuda y asistencia alimentaria, equivalente a unos 8.000 millones de pesos (135 millones de dólares).

Argentina cumple un severo plan de ajuste fiscal acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir ayuda por 57.000 millones de dólares, desde mayo de 2018, cuando los mercados internacionales le cerraron la puerta al desconfiar de su capacidad de repago.


jueves, 12 de septiembre de 2019


Llora y ríe por mi, Argentina

por Daniel Merolla

La gente llora en el cine pero también se ríe a carcajadas con la película 'La odisea de los giles', una tragicomedia sobre el crac financiero de Argentina en 2001, justo cuando ronda el fantasma de otra crisis.

El filme de Sebastián Borensztein, con el laureado Ricardo Darín en uno de los protagónicos, acaba de ser ovacionado en su estreno mundial en el Festival de Cine de Toronto. Su próxima escala será el Festival de San Sebastián.
"Es una historia muy argentina en su esencia, con lo cómico de nuestra idiosincracia y lo supercatastrófico del 2001", dijo Lorenzo Casanovas, un estudiante de administración de empresas de 21 años, al salir del cine.
Basada en un libro de Eduardo Sacheri es la película argentina más taquillera del año, con más de un millón de tickets vendidos en sus primeras tres semanas en cartel.
"En mi familia se cuenta que se perdieron más del 35% de los ahorros", contó su experiencia el actor y humorista Daniel Aráoz, quien representa a uno de los personajes del filme que cae en la trampa financiera de aquel triste año.
Es muy fuerte la sensación de 'deja vu' en los espectadores. Comparan aquel colapso con las últimas corridas cambiarias, sofocadas a duras penas por el gobierno del presidente liberal Mauricio Macri.
 - Los llantos -
 El popular conductor de TV Alejandro Fantino narró su dura vivencia ante la pantalla: "Llorábamos los mayores de 50 años por la angustia, porque nos remueve toda la incertidumbre que genera este país".
Escenas similares se recuerdan cuando en la década de los años 1980, en la agonía de la dictadura, la gente lloraba y reía con "Plata dulce", de Fernando Ayala. Trataba de un pequeño industrial que vendía su fábrica para apostar el dinero a la especulación financiera.
Al final el fabricante lo perdía todo y el financista se llevaba los dólares a paraísos 'off shore'. Cualquier similitud con la actualidad no es pura coincidencia.
Los argentinos dicen que quien se quema con leche cuando ve una vaca, llora. Por eso ahora vuelven a sacar los ahorros en divisas de los bancos por temor a otro 'corralito', como aquel bloqueo a las cuentas por más de 60.000 millones de dólares que dio triste fama mundial al país.
"La película tiene que ver con la situación de crisis y esta angustia de no saber qué pasará", declaró Sacheri.
Los depósitos en dólares cayeron un 25,6% desde que Macri sufrió un duro revés en las primarias de agosto, 16 puntos detrás del peronista de centro-izquierda Alberto Fernández. El 27 de octubre se elige presidente. Otra vez hay un cóctel explosivo de recesión, deuda, desempleo y pobreza.
 - No llores por mí -
 "Giles" se les dice en Argentina a los tontos e inocentes. La odisea de la historia es el proyecto de la gente de un pequeño pueblo de recuperar una empresa agrícola en quiebra.
"Este es el mejor momento, peor no nos puede ir, ¿qué más nos puede pasar?", dice el personaje de Darín, y a mediados de aquel 2001 se forma una cooperativa. Juntan moneda a moneda.
El público festeja a carcajadas y aplausos en medio de la proyección la inocencia del personaje, porque meses después el país estalló en la peor crisis de la historia argentina cuando cayó el gobierno del conservador Fernando de la Rúa.
Los dólares de los cooperativistas quedan atrapados en el 'corralito' y, para colmo, se los roba el villano del filme, un tal Manzi, gerente del banco que los oculta en un bóveda secreta.
El personaje de Manzi lo interpreta el actor colombiano Andrés Parra, conocido por haber encarnado al excapo del narcotráfico Pablo Escobar en la serie televisiva "Escobar, el patrón del mal".
Los cooperativistas timados organizan un operativo comando para recuperar sus dólares. Es la justicia por mano propia tan frecuente en las historias de Sacheri.
La explicación la dio Borensztein: "Me gusta pensar el arte como algo no políticamente correcto. En el cine un tipo va y mata al forajido, en la vida real no".
El crítico de cine Diego Batlle dijo a la AFP que "la crisis actual, obviamente puede ayudar al éxito, todo suma", pero también resaltó la presencia de los Darín, la inversión publicitaria, la coproducción de la Warner, entre otros motivos convocantes.
"Es una historia épica y criolla, reivindicativa del poder de la gente común", declaró 'Chino' Darín, actor e hijo de Ricardo y ambos lanzados aquí a su primera aventura como coproductores de cine. La taquilla y la tragicomedia argentina les dan una mano.


lunes, 9 de septiembre de 2019


La necesidad tiene cara de hereje: Macri debe tragar su medicina más resistida

por Daniel Merolla

(en edición)


La decisión del presidente Mauricio Macri de desempolvar los controles de cambios hicieron resucitar en Argentina los mercados paralelos para comprar dólares, cada día más escasos en el país donde se atesoran como una reserva de valor contra la inflación.
El gobierno afirmó que con el control "sólo se afecta al 2% de los que compran dólares" y nadie se lo discute pues la recesión, el desempleo y la pobreza han dejado fuera de combate cambiario a la inmensa mayoría de los argentinos.
- Blue -
Un mercado que resucitó es el llamado dólar Blue, un eufemismo simpático para no decir dólar negro. No se trata de las minúsculas compras callejeras, sino entidades financieras que venden fuera de la mirada del fisco.
En Buenos Aires hay calles conocidas por sus "arbolitos", donde los simples turistas venden sus divisas. Pero los montos mayores se negocian en "cuevas", que son las mesas de dinero ilegales de las entidades financieras.
- Bonos -
Otros instrumentos, esta vez legales, son las ventas de bonos de la deuda en pesos a cambio de dólares en cuentas en el extranjero (le dicen 'contado con liqui') o en la misma Bolsa de Comercio (dólar MEP).
Las divisas obran como refugio frente a la caída del peso y una inflación que el Banco Central calcula en 55% para este año. La demanda se agravó desde que el gobierno admitió que precisa aliviar los plazos en los pagos de la deuda.
Hace una semana, el gobierno tuvo que tragar una amarga medicina, como la de limitar las compras de billetes verdes, para frenar la sangría de reservas que bajaron de 66.000 a 51.000 millones de dólares en las últimas cuatro semanas.
Macri dijo: "Son medidas que no nos gustan" y su ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, acotó que "son medidas de emergencia".
El fenómeno se acentuó con la devaluación de un 20% sufrida por el peso desde que Macri quedó 16 puntos detrás del peronista Alberto Fernández en las elecciones primarias del 11 de agosto y se convirtió en favorito para las presidenciales del 27 de octubre.
"Se debió establecer un mini-cepo, limitando la demanda a las personas físicas con un tope de 10.000 dólares por mes", recordó en un informe el Centro de Estudios para la Nueva Economía de la privada Universidad de Belgrano.
Las medidas trajeron algo de calma. El tipo de cambio oficial era este viernes en la apertura de 58 pesos, el Blue de 59 pesos y el Contado con liqui de 62 pesos, estabilizados respecto a la fiebre desatada el día después de las primarias.
¿Dónde están los dólares que faltan? Hasta ahora llegaron 44.000 millones de dólares de los 57.000 millones prometidos y el próximo desembolso está en discusión por la crisis. Las reservas internacionales de Argentina estaban en 48.000millones de dólares en junio de 2018, antes del primer desembolso. Ahora solo llegan a 51.000 millones.


Maradona enciende la pasión de los  hinchas en Argentina

por Daniel Merolla

(publicado en internet por la AFP)


Diego Maradona demostró una vez más que el imán de su leyenda atrae multitudes, sacude al fútbol y enciende la pasión de los hinchas al regresar a las canchas argentinas como DT del atribulado Gimnasia y Esgrima La Plata.
 Más de 30.000 aficionados llenarán el domingo el Estadio del Bosque de la revolucionada ciudad de La Plata, 60 km al sur de Buenos Aires, para tributarle al ídolo una bienvenida estruendosa con bombos, platillos, cánticos y millares de papelitos lanzados al cielo.
"Vamos a trabajar con alma y vida por El Lobo", dijo el emblema histórico de la selección albiceleste al retribuir tanto amor, confirmado al frente de un equipo que está en el fondo de la tabla de la Superliga y acechado por el fantasma del descenso.
Más que un Lobo, como le dicen a Gimnasia, parece Caperucita con cuatro derrotas y un empate en cinco fechas de la Superliga. Pero su contratación se vivió como la llegada del Mesías.
Una hora después del anuncio los "triperos", otro de sus motes, se agolpaban frente a la sede para comprar el carnet de socio. El club sumó en un santiamén un millar de eufóricos nuevos miembros.
"No va a haber un solo estadio que no esté feliz de que Diego esté en la cancha", dijo el director de selecciones nacionales, César Menotti, homenajeado en el Congreso a 40 años de la conquista del Mundial Sub-20 Japón-1979, cuando dirigió a un juvenil Maradona en una escuadra que hizo historia por la calidad y frescura de su juego.
  Show maradoniano -
 Cada vez que el excapitán del campeón mundial en México-1986 volvía a jugar o a dirigir, fue un acontecimiento mediático y un show en los estadios.
"Su sola presencia invita a despertar muchos sueños", agregó Menotti, el entrenador campeón mundial en Argentina-1978. Por eso hubo fiesta grande cuando debutó como entrenador con el modesto Mandiyú en 1994 o al asumir en Racing en 1995. La cosecha deportiva, sin embargo, fue magra.
El estadio Monumental estalló con el tradicional coro "Maradooo" cuando tomó el mando de la Selección. Resultó eliminada por Alemania con un 4-0 en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica-2010.
Su vida de película mezcla triunfos de apoteosis con manifestaciones políticas radicales, polémicas y paternidades en discusión. El colmo de la extravagancia fue ser aclamado en las calles de Bielorrusia, ungido presidente de Dynamo Brest.
En 1992 debutó en Sevilla de España, ovacionado, mientras por los altavoces sonaba "Mi enfermedad", del celebrado roquero Andrés Calamaro, cuya letra le cabe como anillo al dedo: "El mundo me hizo así, no puedo cambiar..."
Un año después, conmocionó a la fanáticamente futbolera Rosario (al norte) cuando volvió de una de sus tantas crisis de salud y suspensiones para jugar en Newell's, cuya camiseta en infantiles vistió Lionel Messi.
Fue sensación al dirigir a Al-Wasl y Al-Fujairah en Emiratos Árabes y furor en Dorados de México, al que no pudo llevar a la primera división.
No ha sido un DT exitoso, pero es un fenómeno social y cultural que excede al fútbol. Los medios en Argentina hablan de una operación de marketing de la dirigencia gimnasista. Las arcas del club están exhaustas y los acreedores golpean la puerta.
El equipo no tiene ni una figura de fuste. Pero Menotti recordó: "El sentido de representatividad que ejerce Maradona en una cancha de fútbol te obliga, con su sola presencia, a jugar bien, a ganar un partido, a ser ofensivo, a tener carácter... ¡Todo!".
Gimnasia es la cenicienta de La Plata aunque con una populosa hinchada. Nunca ganó un torneo largo de primera división pese a ser el club de fútbol más antiguo del país, con 132 años de vida. Su clásico rival, Estudiantes, ganó cuatro Copas Libertadores, una Intercontinental, una Interamericana y cinco torneos locales.
Pero la mañana del viernes, volvían a formarse filas de futuros socios, atraídos por el nombre mágico de D10S.


lunes, 2 de septiembre de 2019


¿Pumas o yaguaretés?

Por Daniel Merolla

El yaguareté, símbolo original de los Pumas, es un felino conocido por su poderío y fiereza. Su nombre en guaraní significa "la verdadera fiera". Es casi un mito en la selva misionera. La especie está casi en extinción. Son 15 hombres dentro de una cancha de rugby los que mantienen viva la leyenda.
Pero aquella figura prendida en la camiseta quedó eclipsada tras la conocida historia del nacimiento de Los Pumas en Sudáfrica en 1965. No se entendía la palabra yaguareté y los bautizaron con un felino más conocido en Occidente. La historia hizo honor, al fin de cuentas, al emblema natal. En 2015 nacieron los Jaguares, sinónimo de yaguareté. Y los hombres de esta franquicia son la base de Los Pumas que van al Mundial de Japón.
Los Jaguares acaban de asombrar al mundo de la ovalada como subcampeones del Super Rugby, conducidos por Gonzalo Quesada. Perdieron la final ante los Crusaders neozelandés 19-3.
"El crecimiento del rugby argentino no se detuvo y solo se puede esperar que el éxito de Jaguares se traslade al Mundial", declaró el formidable exwing de los Springboks sudafricanos Bryan Habana, tras la final del Super Rugby jugada en Christchurch.
Y la legendaria garra y la mística de la selección argentina de rugby será un arma crucial en el Mundial, aunque sería una hazaña si deja atrás a una de las potencias del Grupo C, Francia o Inglaterra, para pasar de ronda.
"Los muchachos se prepararon todo el año para salir campeones del mundo. Hay que soñar en grande", aseguró el entrenador Mario Ledesma, con mentalidad ganadora.
Ledesma es un exhooker del equipo que ganó el bronce en el Mundial de Francia-2007, la mejor actuación histórica de los argentinos. Saltó a la dirección técnica desde su buen desempeño como primer DT en la franquicia Jaguares.
El dilema de los Pumas es que la llave que le tocó en primera ronda es un reto de palabras mayores. "La zona es parecida (a la del 2007) en cuanto a dificultad de los rivales, y está obviamente la semejanza del primer partido contra Francia (la vencieron 17-12)", dijo Ledesma.
Argentina debutará contra los galos en Tokio. Luego se medirá con Tonga, Inglaterra y Estados Unidos.
"Vemos cosas parecidas (al 2007) en cuanto a cómo sienten los jugadores, cómo se quieren entre ellos, cómo quieren la camiseta, cómo defienden. Esperemos tener el mismo resultado", expresó Ledesma.
Otro recuerdo lo aportó uno de los grandes aperturas argentinos y triunfador en el rugby de Francia, Juan Martín Hernández. Tras observar un entrenamiento de los nuevos Pumas, evocó: "Había que ahogarlos a los franceses y así fue. La defensa fue tremenda".
El bronce quedó prendido con otra victoria sobre los Bleus, por 34-10. Pero la historia nunca es igual. Habrá en Japón 16 pumas debutantes en mundiales.
 Las reservas anímicas -
La fisonomía del equipo ha cambiado. Los argentinos lograron desarrollar una dinámica de juego rápido con las manos durante la era como DT de Daniel Hourcade, entre 2013 y 2018. Antes la fortaleza se medía por el scrum.
No hay, como hace 12 años, un mosaico de estrellas. Incluso, si es que se puede hablar de sorpresas, llegó la convocatoria de Ledesma a jugadores de muy escaso rodaje con la albiceleste.
Son los casos de los fullbacks Lucas Mensa, Santiago Carreras y Juan Cruz Mallía. Pero se cuenta con las veloces corridas hacia el ingoal de Ramiro Moyano o Matías Moroni o el tiro a los palos y solidez del apertura Nicolás Sánchez.
En el pack de forwards se lucen Juan Manuel Leguizamón, Pablo Matera, Tomás Lavanini, el hooker Agustín Creevy y Juan Figallo.
"Nos puede volver a ir mal, pero eso no nos tiene que hacer cambiar lo que queremos construir", declaró Agustín Pichot, alma de Los Pumas en cuatro mundiales, miembro del Salón de la Fama de la World Rugby y vicepresidente de World Rugby.
Un guerrero de mil batallas que estará firme en el pack será el santiagueño Juan Martín Leguizamón, un gigante que a los 36 años aporta su experiencia mundialista. "Siempre hay una motivación extra que te hace alcanzar objetivos", dijo Leguizamón, quien logró el cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra-2015, otro momento épico de un grupo de hombres que sabe usar las reservas anímicas.


jueves, 25 de julio de 2019


La muerte de De la Rúa y los fantasmas de una Argentina atroz

por Daniel Merolla


Un viejo maestro del periodismo enseñaba que cuando a uno le encomiendan la semblanza de una personalidad pública debe preguntar siempre: "¿A favor o en contra?" La excepción a la regla solían ser las necrológicas, todo un género en el periodismo. Escribir en contra frente al destino inapelable se parece a escupir sobre una tumba. Pero ¿cómo escribir un perfil de un genocida, por ejemplo?  ¿O cómo escribir la de un político con un formidable lado oscuro que ensombrece toda su carrera política?
Es el caso del expresidente Fernando de la Rúa (1999-2001). Su gobierno cayó en medio de la peor crisis de la historia reciente de Argentina. Falleció de madrugada a los 81 años de edad, tras una larga convalecencia por enfermedades cardíacas y renales. En medio de otra crisis de las peores vividas por Argentina, una muerte reflota fantasmas.
De la Rúa fue líder de un sector conservador de la socialdemócrata Unión Cívica Radical (UCR) y rival histórico dentro del partido del expresidente Raúl Alfonsín (1983-89), padre de la recuperación democrática después de la última dictadura.
El anuncio fue hecho al país por el presidente Mauricio Macri en un mensaje en las redes sociales, donde realizó un reconocimiento a su "trayectoria democrática". Macri encabeza este martes los actos por el Día de la Independencia de la corona española.
"Era un dirigente bienintencionado, una buena persona", dijo Macri sobre De la Rúa al iniciar su discurso en la ceremonia central en Tucumán (norte), ciudad donde congresales de la incipiente nación declararon el fin "de toda dominación extranjera" el 9 de julio de 1816. Un dirigente "bienintencionado" vendría a ser alguien que intenta hacer el bien. Sus últimas horas en el poder, en rigor, no fueron un buen ejemplo de lo que se espera de un líder democrático.
El exmandatario firmó su renuncia el 20 de diciembre de 2001, forzado por una rebelión popular con decenas de miles de personas en las calles que protestaban contra la recesión, el alza en el costo de los alimentos y el congelamiento de los depósitos de los ahorristas en los bancos por casi 70.000 millones de dólares.
Pero Macri le rindió  honras fúnebres  inclusomayores a las de un simple jefe de Estado. Mostró una evidente empatía con el malogrado exmandatario oriundo de Córdoba pero porteño por adopción.
- Salida en helicóptero -
Su nombre quedó ligado al fin de la convertibilidad, un régimen que ató el tipo de cambio en una relación de un peso igual a un dólar y que duró una década. Tuvo que marcharse en un helicóptero desde la azotea de la casa de gobierno, rodeada de manifestantes.
Para completar su período de gobierno, la Asamblea Legislativa nombró en la presidencia al peronista conservador Adolfo Rodríguez Saá, quien declaró el default de la deuda con acreedores privados por casi 100.000 millones de dólares. Una semana después tuvo que renunciar.
La Asamblea nombró entonces a otro peronista, Eduardo Duhalde, quien en medio de la crisis llamó a elecciones en 2003, año en que empezó la era de 12 años de gobiernos del matrimonio Kirchner, primero Néstor y después Cristina, peronistas de centroizquierda.
El padre de la convertibilidad había sido el economista liberal heterodoxo Domingo Cavallo, exministro de Economía del gobierno peronista de derecha de Carlos Menem (1989-99) y luego designado de nuevo en el puesto por De la Rúa cuando la crisis económica arreciaba.
- Alianza antimenemista -
De la Rúa había asumido al frente de una alianza antimenemista en 1999, pero la recesión que heredaba se agudizó, en tanto aparecían casos de corrupción como uno de sobornos a senadores para que se aprobara en el parlamento una ley de flexibilidad laboral que eliminó derechos de los trabajadores. Su historia quedó ligada a la tristemente famosa Banelco, para pagar coimas, que involucraron a uno de sus hombres de confianza, Alberto Flamarique. Un arrepentido relató los pagos de los sobornos con pelos y señales como nunca antes en la historia política.
Ahora es común relatar escabrosos detalles de presuntos corruptos, pero como parte del 'lawfare' o guerra judicial contra opositores. Primero presos, después investigados, y culpables, en suma, por "íntima convicción" como dijo el exjuez Sergio Moro al condenar a Lula da Silva, aunque ahora le caben al ministro de Jair Bolsonaro las generales de la ley. Las filtraciones de un medio norteamericano revelan sus chanchullos y fraudes judiciales para linchar al líder opositor brasileño.
En aquel entonces, las denuncias de corrupción contra De la Rúa y "sus muchachos del Congreso y de la SIDE" provocaron la renuncia del vicepresidente, Carlos "Chacho" Álvarez, dirigente de un sector peronista de centroizquierda.
 De la Rúa presentó problemas de salud desde hace años. Y ya había sido hospitalizado a principios de este año para someterse a una intervención quirúrgica por un delicado cuadro cardiovascular.
 La última vez que se presentó en público fue como invitado a la función de gala que el gobierno ofreció en el Teatro Colón, templo de la lírica, en noviembre pasado en el marco de la cumbre del G-20. Aún los argentinos recuerdan la noche en que declaró el estado de sitio, mientras sus policías metían bala sin asco a las multitudes soliviantadas por el hambre y la confiscación de los depósitos bancarios. Un final nada aburrido.